“El dolo y el fraude se advierten, porque primero se lo indagó al imputado en su propio despacho, se oculta la causa, y no se producen las pruebas ofrecidas, ni me citaron a ratificar la denuncia pese a mis reiterados llamados”, concluyó Vitale.

Estiman que en total, serían unos US$ 200 millones.

Según la publicación, “La Estrella” en Tandil, “ilumina la riqueza oculta del candidato” y detalla, “transformada en lujoso hotel 5 estrellas, tiene hasta una pista de aterrizaje de 1.400 metros aéreo, incluso para vuelos nocturnos.

Brinda toda clase de servicios de lujos, y el visitante es recibido por ciervos que pastorean en la enorme extensión” ubicada en el kilómetro 113 de la Ruta 226, con un total de 1.500 hectáreas.

Horas atrás, y según publicó la Agencia Cy S de La Plata, la Justicia platense concedió un Recurso de Casación para reabrir la causa por el presunto “enriquecimiento ilícito” del candidato presidencial por el kirchnerismo y ex gobernador bonaerense que incluye una estancia en Tandil, además de La Morocha de Balcarce y La Ñata en Benavídez, junto a otras propiedades.

Millonario en problemas: apareció la famosa gran estancia ‘fantasma’ de Scioli en Tandil Según indica el portal Urgente24, el ex mandatario había sido sobreseído en primera instancia en octubre último, poco antes de las elecciones presidenciales, medida que se había sumado al primer sobreseimiento dictado por el juez de garantías Pablo Raele .

El cierre de la causa en octubre de 2015, sin embargo, había derivado en un pedido de reapertura por considerarla “cosa juzgada fraudulenta irritaciones”, según el penalista Jorge Vitale, iniciador de la causa, tal como consigna Cy S.

El profesional opinó que “el fallo del juez de Garantías platense Pablo Reale que dictó el sobreseimiento, carece de todos los elementos necesarios, del debido proceso, seguido con fraude y dolo”.

“Ese fallo vulnera los principios de igualdad, seguridad y justicia que establece la Constitución Nacional en artes SUS 16-17-18 en Los Principios Generales del Derecho, en la doctrina de la nulidades implícitas y las garantías de la defensa en juicio”.

“Es factible que estamos ante una cosa juzgada fraudulenta irritaciones, razón suficiente para que se reabra la causa, por orden de los tribunales, PESE a la falta de apelación del fiscal de un cargamento”.